Vinculación

VINCULACIÓN DE LA ESCUELA BÍBLICA LOCAL AL COMPROMISO CON LA MISIÓN TRANSCULTURAL DEL CREYENTE Y DE LA IGLESIA LOCAL

En el libro de los Hechos encontramos la historia de la iglesia primitiva. En el capítulo 2 se relata la manera como se comportaron los primeros cristianos una vez que recibieron el Espíritu Santo. Los versículos 44 al 47 de los Hechos muestran un resumen de su actitud y prioridades:

“Todos los que habían creído estaban juntos, y tenían en común todas las cosas;

“y vendían sus propiedades y sus bienes, y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno.

“Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón,

“alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos”.

La Escuela Bíblica Local desarrolla un creyente alumno/líder con el conocimiento y la conciencia sobre la misión, la tarea y los objetivos de la iglesia local en el cumplimiento de la Gran Comisión, y que posee el siguiente perfil:

7.1 Es discípulo de Jesucristo con un profundo compromiso en el cumplimiento de la Gran Comisión.

7.2 Conoce el principio del Padre que envía a su Hijo, del Hijo que envía a sus discípulos, del Espíritu Santo comisionando y equipando y del compromiso de la iglesia local en su tarea evangelística a través de su membresía.

7.3 Afirma el pacto de miembro colaborador en uno o más de los pilares fundamentales de las misiones transculturales: Ir, interceder y ofrendar.

7.4 Está capacitado para hablar desde su contexto sobre misiones transculturales.

7.5 Muestra en su vida y/o ministerio un compromiso con la expansión y proclamación del evangelio a toda lengua, cultura y nación.

7.6 Está dispuesto y capacitado para asumir una posición de responsabilidad en el equipo de misiones de su iglesia local.

7.8 Es apto para participar en las actividades programadas por el equipo de misiones de su iglesia local.

7.9 Asume la Gran Comisión del Señor Jesucristo como la visión prioritaria de la iglesia.

7.10 Implementa grupos de estudio bíblico abiertos y continuos que reproduzcan nuevos grupos, a fin de que a largo plazo cree un ambiente ministerial que motive a los inconversos a llegar a la fe en Cristo, asimile nuevos creyentes en la vida de la iglesia y motive a los creyentes a guiar a otros a Cristo.

7.11 Implementa estudios bíblicos en grupos de corto término y a través de programas de enseñanza especial de la Biblia como forma efectiva de promover el alcance y la evangelización y de encarar preocupaciones específicas de la vida, asuntos espirituales, funciones de la iglesia y asuntos doctrinales.

7.12 Provee una estructura organizacional básica que involucra a las familias e individuos en la obra total de la iglesia incluyendo la evangelización, discipulado, compañerismo, ministerio y adoración.

7.13 Encara asuntos de la vida transcultural, comunes al individuo, a las iglesias, familias, tribus y naciones sin considerar la identidad geográfica, étnica o el idioma.

7.14 Afirma al pastor como el líder principal en su ministerio para formar cristianos que respondan a la Gran Comisión.

7.15 Involucra líderes al ministerio profético de la iglesia, atentos a la voz de Dios, que descubran su mensaje, integrándolo en sus vidas y proclamando su verdad a través de su iglesia a las naciones.

7.16 Reconoce que el ejemplo del maestro es la mejor lección, es decir, que cada obrero es responsable de ser un auténtico ejemplo de cristianismo en su vida personal y que produce nuevos líderes para servir a través de los ministerios de la iglesia.

Share Button