Principios

DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS PEDAGÓGICOS CRISTIANOS QUE DEBEN REGIR EL PLAN DE EDUCACIÓN BÍBLICA DE LA IGLESIA LOCAL

La Escuela Bíblica Local se fundamenta en los siguientes principios que están definidos en dos dimensiones:

6.1 El proceso:

6.1.1 Organización funcional. La organización es vital pero no es un fin sino un medio. El plan organizacional de una escuela debe ser viable y eficaz.

6.1.2 Simplicidad. La simplicidad no significa descuido o inercia, pero la regla es que “Cuanto más simple, mejor funciona”.

6.1.3 Integral. Una Escuela Bíblica Local bien organizada se relaciona con el ministerio total de la iglesia

6.1.4 Flexible. Cada iglesia tiene su propia personalidad, que debe ser tomada en cuenta cuando se organiza una Escuela Bíblica Local. La flexibilidad y adaptabilidad son esenciales en una organización eficiente.

6.1.5 Personalizada. La Escuela Bíblica Local ministra a las personas, no a las masas. Debemos mantener el enfoque en el individuo. La Escuela Bíblica Local no es línea de montaje espiritual.

6.1.6 Espiritualidad. La organización es necesaria, pero es un pobre sustituto de la espiritualidad. La escuela que pone todo el énfasis en la organización, fracasa. La escuela que busca a Cristo en primer lugar, tendrá éxito.

6.2 En el alumno a partir del currículo:

6.2.1 Salvación (1 Timoteo 2:3-5). Evoca el compromiso evangelístico que dio origen y sirvió de causa primaria al surgimiento de la Escuela Bíblica. Su Propósito es “Llevar a cada alumno a la experiencia del nuevo nacimiento”

6.2.2 Compromiso personal. Al nuevo nacimiento le sigue el compromiso personal, que es la consolidación del creyente. Es elemento vital del discipulado cristiano. El propósito es “Guiar a cada alumno al compromiso continuo de vivir conforme a la voluntad de Dios”

6.2.3 Conocimiento Bíblico. El compromiso personal está basado en el conocimiento de la Palabra de Dios. La razón de ser es “Enseñar de tal modo que cada alumno conozca, crea y obedezca la Palabra de Dios”

6.2.4 Vida cristiana. El conocimiento bíblico a su vez genera un estilo de vida basada en el evangelio de Jesucristo. El propósito es “Velar que cada alumno aplique los principios cristianos en todos los aspectos de su vida”

6.2.5 Vida llena del Espíritu. La vida cristiana no es fructífera sin la llenura del Espíritu Santo, La Escuela Bíblica existe para “Animar a cada alumno a llevar una vida llena del Espíritu Santo”

6.2.6 Crecimiento cristiano. La vida cristiana llena del Espíritu Santo es un proceso de permanente crecimiento “hasta que todos lleguemos a la estatura de la plenitud de Cristo, a un varón perfecto…” la Escuela Bíblica Local tiene como propósito “contribuir a la madurez y al crecimiento cristiano de cada alumno”.

6.2.7 Ministerio cristiano. La culminación del discipulado procura llevar a cada creyente a un grado de madurez que le permita “Hacer a otros discípulos” La Bíblica Local existe como método y estrategia para “Ayudar a cada alumno a que encuentre y ocupe su lugar en el ministerio de la iglesia”

Share Button