EBD Eficaz

HE AQUÍ LO QUE UNA ESCUELA DOMINICAL EFICAZ PUEDE HACER POR SU IGLESIA.

Instrucción

La escuela dominical, como una experiencia en grupo pequeño, dividida según edades, es un lugar ideal para enseñar la Biblia. En la escuela dominical los creyentes pueden aprender de la forma más correcta según su edad y su desarrollo emocional, social, y espiritual. Cuando a los maestros debidamente preparados se les dan los debidos recursos y currículos, un buen lugar y todo lo demás necesario, cuando se observan las debidas proporciones de alumnos por maestro, y cuando se emplean métodos que fomentan el aprender prácticamente, la escuela dominical se convierte en un lugar eficaz para que los creyentes aprendan y crezcan espiritualmente.

Evangelismo

La escuela dominical puede ser la plataforma para lanzar una estrategia de evangelismo y asimilación altamente eficaz e integrada. Es el lugar ideal para comunicar una pasión por los perdidos y dar a los creyentes lo necesario para compartir bien el evangelio. La escuela dominical ofrece un ambiente menos intimidante y un lugar para presentar ante los que no son salvos la vida y el ministerio de la iglesia.

Asimilación, cuidado, comunidad, y unidad

La escuela dominical es un buen medio para asimilar a los nuevos, subsanar necesidades, ofrecer ministerio, y fomentar un sentido de unidad y comunidad. En la escuela dominical se reúnen personas de similar edad e interés para estudiar la Palabra de Dios. Pueden desarrollar amistades, recibir a los nuevos, y cuidar el uno del otro.

Vida y vitalidad espiritual

La escuela dominical es un ambiente ideal para desarrollar y mantener la vitalidad espiritual. Es un lugar donde los creyentes pueden descubrir más de Dios y experimentar su poder y presencia por sí mismos. Puede ser un laboratorio del Espíritu Santo donde los creyentes pueden orar juntos y compartir sus pruebas y triunfos espirituales con amigos de confianza en un ambiente de amor y de apoyo.

Acción cristiana

La escuela dominical es el lugar ideal para informar, motivar, organizar, y cumplir con el ministerio. La poderosa combinación de un mandato bíblico, una necesidad presionante, una eficaz estrategia para el ministerio, y el trabajo en cooperación para subsanar esa necesidad, debe ser parte integral del ministerio de la escuela dominical. A medida que los creyentes son desafiados a aplicar su fe de formas reales y prácticas, crecen espiritualmente y desarrollan una relación más profunda y más fuerte con Dios y con los hermanos.

Preparación para el liderazgo y el ministerio

La escuela dominical ofrece un lugar ideal para la preparación en el ministerio y el desarrollo de líderes. Se pueden ofrecer clases sobre diferentes habilidades para ministrar, o se pueden incorporar en las clases ya existentes. La escuela dominical ofrece una tremenda oportunidad para el tutelaje y para la preparación práctica.

Las grandes escuelas dominicales y las grandes iglesias no sólo suceden. Se establecen por medio de la visión, pasión, diligencia, y sabiduría.

Share Button